Back to home
in Marruecos

Desierto: Centinelas del Sahara

  • 29 Junio, 2014
  • By Mary Salas
  • 6 Comments
Desierto: Centinelas del Sahara

Empiezo este post citando al filósofo Martin Heidegger  El hombre cae en este mundo, lo menos que puede hacer es conocerlo”. Esta es una frase a la que recurro continuamente y es que llevo en mi mente una lista de lugares y cosas que quiero conocer en esta vida, una de ellas era: ver la inmensidad del Desierto del Sahara.

Hay lugares o momentos fáciles de describir pero cuando pienso en el desierto y en lo que mis ojos vieron, pasan tantas ideas, imágenes, sentimientos y pensamientos que no sé ni por dónde comenzar.

Hemos estado dos días en el desierto y para llegar a este imborrable momento hemos tenido que estar 7 horas en un carro, un viaje que por momentos se hacía interminable, recorrer una carretera sinuosa acompañada de un paisaje cambiante que incluyen cerros llenos de vegetación, hasta precipicios rocosos donde se te perdía la vista al mirar hacia el interior de ellos.

y1

En el ínterin hemos encontrado en medio de cerros un diamante. La Kasbah (o Ksar) Ait Ben Haddou, una impresionante ciudad fortificada de color rojizo a orillas del río Ounila. 
Las construcciones más antiguas datan del siglo XVII y hasta la actualidad algunas familias viven ahí e incluso algunas películas de Hollywood se han grabado en este lugar.

y2

Visitar esta imponente ciudad nos ayudó para estirar las piernas, descansar un momento y poder empezar a entender que así como este “oasis” en medio de la nada, nos esperaba algo aún más mágico cuando lleguemos al desierto.

y3

Llegamos a Zagora, donde nos harían subir a camellos, situación que se compara a la sensación de estar en una montaña rusa, cuando este alto animal se levanta y te hace perder el equilibrio a muchos metros del piso.

y4

La impaciencia por llegar a esas dunas misteriosas que tantas veces las había visto en postales, películas o fotos había comenzado…

Partimos con un grupo grande, al comienzo todo era risas, nervios y tomábamos muchas fotos, todos impresionados con la experiencia, dejando atrás las partes rocosas y empezando a divisar aquella arena dorada que tanto anhelábamos ver.

y5

Después del barullo, llegó la calma, cada uno se metió en sí mismo y se sumergió en sus propios pensamientos y yo no era la excepción.

Aproveché y me puse los auriculares y aunque suene imposible mi Ipod se puso de acuerdo con la naturaleza y empezó a sonar “Desert Rose” de Sting sí, sí sé que puede parecer casi imposible o que lo tenía planeado, pero les juro que no fue así, había recibido un regalo del destino, se me erizó la piel y me dejé llevar por esta maravilla que me había regalado la vida y ver que este sueño se hacía realidad. Agradecí a la vida!

Cuando recuerdo este momento es uno de mis top 5, ver las dunas bañadas por el cálido sol de la tarde, haciéndolas lucir más doradas de lo que ya son, ver la inmensidad del desierto que por momentos te hace vibrar, notar que no eres más que eso, que un pequeño granito de arena en este planeta, de entender que tenemos que respetar dónde vivimos, que deberíamos todos tener un poco de ese espíritu nómada de nuestros guías y dejarnos llevar por este mundo.

y6

Después de casi dos horas, habíamos llegado a la Jaima (especie de tienda de campaña usada por los pueblos nómadas o del desierto), con el sol a punto de ocultarse, dejamos nuestras mochilas en la tienda asignada y aprovechamos para tomar fotos y tocar con nuestras manos la arena fina y perdernos viendo este infinito océano dorado.

Cuando llegó la noche, nos abrigamos y nos invitaron a comer a una de las principales jaimas y al momento de entrar a ella, no solo nuestros sentidos volvían a prenderse por los colores sino por sus aromas.

y7

Terminando de cenar, el anfitrión principal, llamado Muhammed, que de solo verlo entendías que era el más sabio y el jefe del grupo, quizás porque su vestimenta era diferente a la del resto ya que llevaba una túnica blanca impecable y un turbante de color negro, se le veía tan místico. Conversamos un momento con él mientras fumaba un cigarrillo y bebía su té, nos explicaba que no le gustaba la ciudad, que el disfrutaba de estar sólo, en silencio y ya se había acostumbrado a esa soledad del desierto y además nos explicaba cada cuanto se iba cambiando de lugar.
Mientras él se retiraba a compartir con otras personas del grupo, nos invitó a ver la “Televisión” del desierto que consistía en disfrutar las miles de estrellas en el cielo despejado, alejado de toda la contaminación. Además que nos acompañaba una cálida fogata y de fondo música para deleitarse, tocada por los bereberes al son de sus tambores para así ir a dormir tranquilos.

y8

Uno de los momentos que no deben perderse sin duda, es el amanecer para disfrutar de ver el sol salir entre las dunas.

Ha llegado el momento de decir adiós a estas increíbles personas que son los guardianes del desierto, donde velan por la arena, donde protegen sus oasis y viven sumergidos en sus dunas y que llevan de título “los nómadas” aunque yo los llamaría “centinelas del Sahara”.

y9

Tips y recomendaciones

  •  Si te interesa viajar seguro, a buen precio y en compañía de excelentes anfitriones, puedes comunicarte con Othman su mail es visitamarruecos.tours@gmail.com También puedes entrar a web http://www.visitamarruecos.com Tienen diferentes paquetes para el desierto y es de toda garantía.
  • Deben de llevar sombrero o gorro y también bloqueador por el fuerte sol.
  • En cuanto a la ropa, que sea ligera para el día y para la noche una buena casaca porque corre aire.
  • No les debe faltar agua.

©Los viajes de Mary Blog 2014. All Rights Reserved.

By Mary Salas, 29 Junio, 2014 <p>¡Hola! Soy Mary, la que viaja, toma las fotos y escribe este blog. Aquí relato mis experiencias personales, doy muchos tips para viajar barato y uno de mis objetivos es contagiarte las ganas de viajar.</p>
  • 6
6 Comments
  • Silvia
    29 Junio, 2014

    Me encanta tu última historia ….. y me provoca unas ganas inmensas de conocer tan hermoso y sorprendente lugar. Gracias por compartir.

  • ALEJANDRA
    4 Julio, 2014

    Simplemente me encanto… la belleza está en los detalles. Gracias por compartir tus viajes y sigue con tus sueños adelante!!!! SUERTE…

  • Viajes a Marruecos
    25 Octubre, 2016

    Buena experiencia , muy interesante ^_^ sigan asi

  • Maria Agustina
    26 Junio, 2017

    me producen sensaciones leer lo que escribis, Es hermoso, gracias por dejar viajar atraves de las fotos, y sin duda es mi proximo destino!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

MARY SALAS
¡Hola! Soy Mary, la chica detrás de este blog que comenzó en el 2013. Soy arquitecta de interiores, fotógrafa y escritora. ¡Bienvenido a mis viajes!
Signature
TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
Find us on instagram

@losviajesdemary

error:
error: Content is protected !!