Back to home
in Brasil

Río de Janeiro: eterno seductor

  • 12 Septiembre, 2014
  • By Mary Salas
  • 6 Comments
Río de Janeiro: eterno seductor

Río de Janeiro:

-Buenos días Río- Fue lo primero que dije cuando llegué a ti después de pasar la noche en un bus. Me despertaste temprano con unos rayos de sol cayendo sobre mi rostro.
Apenas asomé la cabeza por la ventana, lo primero que me mostraste fue tu edad, a comparación de Sao Paulo, te noté mayor y más maduro, tus construcciones del centro de la ciudad fue lo primero que vi, que bonita tu arquitectura y que elegante debes haber sido hace varios años cuando la gente andaba más por esas calles.

Por rato pareces joven pero tu alma es antigua, ¿Cómo debería de tratarte? ¿De usted o te debería tutear? Yo creo que aún no nos conocemos así que lo trataré con la respectiva educación que se merece.

Usted, ha vivido muchas cosas, primero fue descubierto por exploradores portugueses, luego fue fundado en 1565 e incluso has sido capital de Brasil desde 1822 ¿Se da cuenta cuánto ha vivido? Y aún sigue tan bien puesto aunque por ratos cuando le cae el sol encima, sus arrugas y grietas dejan notar su recorrido.

Cuando llegué a la calle de mi hospedaje me di cuenta de su geografía, sus subidas y bajadas mostraban que su terreno era variado, no sabe cuánto me costó llegar hasta mi hospedaje, al menos creo que logré sacar piernas, se lo agradezco. Cuando dejé mis cosas en la habitación, salí a la terraza y lo observé impresionada, desde lo alto podía ver a lo lejos su litoral y el sol que me quemaba, ambos me apuraron a salir rápidamente a disfrutar sus playas.

Cuando salí del metro, no sabía dónde estaba la playa, hasta que me percaté de la gente que estaba a mi alrededor, semidesnudos. No hice más que seguirlos y fue cuando giré en la esquina que me quedé boquiabierta, ahí estaba la playa de Ipanema, esa famosa playa que todos sueñan con pisarla alguna vez en la vida, su arena blanquita y grumosa fue lo primero que sintieron mis pies, conforme me iba acercando empecé a ver el mar azul clarito en donde se perdía el horizonte y en algunos lados se dejaban ver grandes montañas llenas de vegetación.

Que contraste tan interesante noté cuando vi hacía atrás, los grandes edificios de color blanco que vistos desde lejos se veían casi de la misma altura que las montañas.

Esta playa emblemática está llena de gente, parecía una gran feria. Comerciantes que iban y venían ofreciendo sus productos, vendían desde comida, caipiriñas, cervezas, hasta bikinis y pareos.

No había mucho espacio para disfrutarte, tenías ciento de mujeres tomando sol y disfrutando de estar contigo, ¿Qué se siente ser tan galán y tener a tantas mujeres para usted? ¿Qué siente de tener tantos comerciantes caminando por ahí? ¿Le harán cosquillas? ¿Y todos estos turistas que llegan a verlo solo a usted? ¿Lo molestarán?.

Mientras pensaba todo esto, sentía que ya nos estábamos conociendo mejor pero por otro lado lo sentía lejano, rodeado de tanta Garota de Ipanema que hacían que yo simplemente me sienta desubicada. Tan desubicada como aquel pajarito que vi en la playa.

Más tarde me encontraba mirándote nuevamente desde arriba, desde otro ángulo, esta vez en una cima más alta, cada vez más cerca del famoso Cristo de Corcovado. Te pude ver desde otro ángulo, estabas rodeado de gente, todos lo miraban y admiraban.

Cuando llegué a la cima había aún más gente, así que decidí alejarme un momento de todo ese tumulto y entrar un momento al corazón del Cristo de Corcovado. Debajo de esta gran escultura hay una capilla pequeñita y bonita, decidí por un momento dejarme llevar por ese silencio momentáneo y sentarme un momento a pensar sobre usted.

Esa tarde cuando ya volvía a mi hospedaje y me sentía más en confianza con usted, me distraje un momento y perdí de vista donde me debía de bajar. Me perdí y por un momento casi me roban, debo admitir que aunque me dio un poco de miedo, más me preocupé por mi hermana menor que me acompañaba pero creo que a usted ya le empezaba a caer bien porque no sé de donde apareció un vigilante y nos ayudó…debo admitir que cuando estuve en mi cuarto sana y salva lo primero que pensé fue en el fastidio que debe de sentir de haber sido un lugar seguro para los turistas pero ahora por culpa de algunos piensen que usted no lo es, pero yo estoy aquí para hacerle justicia y decirle a todos que usted es encantador.
Al día siguiente mi hermana y yo nos despertamos temprano y decidimos ir a una playa diferente, Praia do Flamengo, quería ver el famoso Pan de Azúcar y ya me habían dicho que era una playa muy tranquila, así que fui muy decidida a tomar buenas fotos de usted.

Déjeme decirle que no esperaba ver lo que vi ese día, ni pensaba conocerlo en ese momento, de alguna manera pensé que no lo iba a llegar a conocer a fondo pero cuando estuve en el malecón muy cerca a la playa por fin lo pude ver en todo su esplendor, me pregunté si tanta belleza era posible o si eras solo un espejismo.

La cita que había estado esperando con tantas ansias, al fin llegó. Ahí estaba usted, muy bien vestido, con una camisa blanca un pantalón color beige, con una rosa roja en su solapa, me esperaba en silencio, descalzo y con una mirada profunda. Esa mañana viajé por su corazón y por fin nos conocimos. ¿Ahora si podría tutearte? Déjame decirte Rio, que eres un hombre difícil de conocer, que revela poco pero cuando al fin se deja ver, deslumbra.

Rio de Janeiro, elegante, místico y caballero. Gracias por dedicarme Aguas de Marco antes de partir a mi siguiente destino, Brasilia. Créame que esa canción y ese momento que tuvimos juntos, nunca lo olvidaré…

©Los viajes de Mary Blog 2014. All Rights Reserved.

By Mary Salas, 12 Septiembre, 2014 ¡Hola! Soy Mary, la que viaja, toma las fotos y escribe este blog. Aquí relato mis experiencias personales, doy muchos tips para viajar barato y uno de mis objetivos es contagiarte las ganas de viajar.
  • 6
Brasilia: la moderna
São Paulo: sus mil caras
6 Comments
  • evangelina
    17 Enero, 2015

    Me encanta leerte ,estoy por viajar a Brasil ya eh ido pero esTe viaje sera mas profundo en rio. Gracias por tus tips .espero mas recomendaciones para mi viaje si se puede jajaja. Segui llenando nuestros ojos con esos hermosos viajes a haces. Besos

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

MARY SALAS
¡Hola! Soy Mary, la chica detrás de este blog que comenzó en el 2013. Soy arquitecta de interiores, fotógrafa y escritora. ¡Bienvenido a mis viajes!
Signature
SUSCRÍBETE AL BLOG

Si quieres acompañarme y viajar conmigo, suscríbete al blog y podrás recibir contenido exclusivo, los últimos posts e info útil. 

TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
Find us on instagram

@losviajesdemary

error:
error: Content is protected !!