Back to home
in Finlandia

Rovaniemi, soñando despierta.

  • 6 Enero, 2016
  • By Mary Salas
  • 8 Comments
Rovaniemi, soñando despierta.

Finlandia 25 de Diciembre del 2015

Partimos de Helsinki rumbo a Rovaniemi. Ésta era la primera vez que pasaría la noche en un tren con camas. Empezó el viaje y durante el recorrido asomé la cabeza por la pequeña ventana que tenía el dormitorio (si se le puede llamar así a ese cubito en el que caminaba tropezando con todo) y la vista era inexplicable, parecía que estaba entrando a un sueño donde los campos de color marrón y naranja con ese look otoñal, lleno de árboles sin hojas iban tiñéndose de blanco, llenando todo el camino con nieve, como si hubiese caído una especie de polvo mágico encima, que iba ocultando todo a su paso pero dejando las siluetas para que reconozcas lo que estaba debajo de esa masa blanca.

tren-rov

ROV28

La habitación se empezó a poner fría, y un aire helado se colaba por cualquier pequeña rendija para demostrarnos lo congelados que íbamos a estar, una pequeña demostración del frío que nos esperaba.

No pude dormir en la noche, me fue muy difícil, y no porque la cama no haya estado cómoda, sino que la emoción de llegar a un lugar que jamás me había imaginado pisar, me tenía un poco inquieta. Estaba llegando a la Laponia Finlandesa, ya de por si el nombre “Laponia” me sonaba a una tierra muy, muy lejana. La noche se me hizo eterna; finalmente cuando empecé a quedarme dormida, el tren frenó y mucha gente empezó a hablar y bajarse en esa estación. Aunque faltaba, según mi reloj, 40 minutos para llegar, una corazonada me dijo que éste era el lugar. Salí a los pasillos a preguntar a la primera persona que pasaba por ahí, un señor me dijo: We have arrived to Rovaniemi (hemos llegado a Rovaniemi).

Alisté rápidamente mis cosas, apuré a A. y terminé de abrigarme desde la punta de los pies hasta la punta de la cabeza; salí al pasadizo, llegué a la puerta del vagón y bajé las escaleras lentamente. Mientras esperaba a que A. bajara del tren, por un momento me quedé congelada, pero no por el frío, sino porque estaba sorprendida mirando y dudando si seguía dormida soñando o ya me había despertado pero dentro de un sueño.

ROV-5

Eran las 9 am y el sol aún no se asomaba. Ya había leído e investigado antes de llegar a Rovaniemi como funcionaba un poco la vida por acá y me había dado con la sorpresa que en esta zona, el sol salía cerca de las 11 de la mañana y anochecía a las 3 de la tarde. La gente que vivía aquí gozaban de la luz solar por tan sólo 4 horas!, Al comienzo pensé: qué deprimente debe ser vivir así! Pero, fue sorprendente entrar a la estación y ver un sinfín de niños jugando con trenes de madera en el suelo, otros dejándose cambiar por sus padres que los iban abrigando y poniéndoles una y otra capa encima, mientras ellos reían, otros simplemente aprovechando de endulzarse con unos chocolates. Por lo que veía, mal no se la pasaban.

La sorpresa que me di después camino a la estación de buses para ir al centro de la ciudad fue sorprendente, las calles estaban llenas de niños jugando con trineos, otros corriendo y resbalándose en el hielo que se formaba en las veredas, parejas que salían a caminar, conversaban y reían. Entendí rápidamente que aquí la gente no dejaba de vivir, por el contrario, vivían más que quizás en otros lugares. Sospecho que debido al frío que hacía era imposible tener los celulares en las manos porque en menos de 5 segundos tus dedos se congelaban y se ponían duros, por lo que de alguna manera, niños, adolescentes y adultos disfrutaban del tiempo con la gente, en vez de que con los celulares. Habría que implementar estos fríos extremos en cada casa a la hora de la cena, pensaba, así todos conversarían más y estarían menos alejados.

ROV-3

Llegué a la iglesia de la ciudad, donde Iida, una joven y cariñosa finlandesa, pasaría a recogernos para llegar a su casa donde estaríamos invitados por toda nuestra estadía. Su casa quedaba frente a un ancho río que estaba congelado debido a las bajas temperaturas.

ROV-7

rov-16

Dejamos nuestras cosas y aproveché para salir corriendo, alegre. Había empezado a nevar y no podía más de la emoción. Aunque ya había visto nevar anteriormente, nunca había visto tanta nieve como acá. Nieve blanda, esponjosa, de esa que la pisas y te hundes, el hielo me hacía resbalar en todas las veredas que pisaba. La ropa de nieve que me compré hace varios años cuando me fui a Andorra y que me la compré en el departamento de niños (si sí, ahí compro muchas veces mi ropa por lo pequeña que soy) me sirvió excelentemente. Jugué mucho, sonreí más, improvisé hasta algunos pasitos de baile que suelo repetirlos cuando estoy feliz y salté hasta hundirme una y otra vez. Estábamos en -10º C y aunque hacía un frío que jamás había ni siquiera imaginado, mi corazón estaba contento y el frío poco importaba.

ROV-4

ROV-8

Los siguientes días fui a cazar auroras boreales, aunque esa es otra historia que pronto les contaré.

El penúltimo día fui a cumplir un sueño que todo niño e incluso los niños grandes seguro quieren cumplir: Conocer a Papá Noel! Ese viejito gordito y bonachón, de barba blanca que ríe fuertemente y que después de dejar regalos se come unas galletas y leche que le dejas para seguir llenando esa enorme pancita que tiene, vive en el Círculo Polar Ártico, a unos cuántos kilómetros de Rovaniemi en el Santa Claus Village.

rov-13

ROV-9

Apenas pisé el lugar, me dirigí a la casa más alta y sin pensarlo dos veces seguí los letreros para tener mi primer encuentro y cumplir ese sueño que había tenido desde niña. En el pasadizo había poca gente haciendo cola, les mentiría que no me emocioné hasta el último centímetro de mi cuerpo cuando la puerta se abrió y un “duende” nos hizo pasar. Ahí estaba, tal y como me lo había imaginado, pero era más grande de lo que tenía en mente; me extendió su mano y vi como mi pequeña mano se perdía entre esa palma que era el doble de la mía, sonrió y me preguntó: ¿Where are you from? (¿Dé donde eres?), cual niña sonriente le respondí: Perú. Pensé que iba a empezar hablarme en inglés, pero vaya sorpresa que me di cuando me dijo en español: Eso queda muy muy lejos de aquí!!! Gracias por venir! Mis ojos se abrieron como dos faros. Conversamos buen tiempo, tanto que el elfo que iba haciendo pasar por turnos a la gente, le lanzó una mirada y una sonrisa; era momento de marcharme. Aproveché y me tomé varias fotos con él, aunque me hubiese encantado darle un fuerte abrazo, no me atreví pero estoy segura que mi niña interior ya se había colgado imaginariamente de su barba hace rato y lo debe haber apachurrado por varios minutos.

papa-noel

Santa Claus Village, es impresionante por donde mires; con árboles llenos de luces, muñecos de nieve gigantes, cabañas con fogatas donde aprovechaba y me metía cada que podía para saber que mi cara estaba aún blandita.

rov-12

rov11

rov-24

Al día siguiente volví a esta ciudad, no porque me faltaba conocerla, sino porque por varios días estuve dudando si tomaba un paseo con renos o no, por 28 euros me daban una vuelta con ellos, y aunque averigüe en varios lugares y los costos se triplicaban, ya me había recontra ajustado en este viaje. Sí, es que me olvidé de comentártelo, los países escandinavos son caros, por eso estuve comiendo pasta todos los días para no escaparme de mi presupuesto, por eso la dudé tanto, pero luego pensé, no he tenido ningún gasto extra en este viaje, así que me lo merecía, además, ¿cuándo iba a poder tener la oportunidad de vivir esa experiencia otra vez? Me subí al trineo y empezó el viaje con un reno blanco, tan blanco que por momentos se mimetizaba con el paisaje.

RENO-

reno-2

Vivir esta experiencia rodeada de este paisaje fue, quizás, uno de los momentos más felices que he tenido en mi vida. Sí, quizás no podré por ahora comprar los vestidos de moda, ni zapatos hermosos (y mi pelo necesita un recorte urgente), pero si cierro los ojos y me concentro, puedo trasladarme hasta estos sueños que viví despierta y con los ojos abiertos.

Datos útiles para visitar Rovaniemi:

Moneda

Pertenece a la Unión Europea y su moneda es el Euro.

Idioma

El finés (suomi) o idioma finlandés (suomen kieli) es la lengua oficial, junto con el sueco, en Finlandia. Aunque la mayoría hablan el inglés perfectamente.

¿Cómo llegar?

El Aeropuerto de Rovaniemi (RVN), inaugurado en junio de 1940, es uno de los más importantes de Finlandia. Opera con vuelos domésticos desde y hacia Helsinki. Durante todo el año hay vuelos diarios entre Rovaniemi y Helsinki operados por Finnair y Norwegian.

Además puedes llegar en tren en un viaje nocturno o diurno. Los ferrocarriles finlandeses son operados por la compañía VR. Los trenes circulan desde y hacia Helsinki todos los días.

¿Cuándo?

La mejor época para ver las luces del norte y visitar esta ciudad llena de nieve son los meses entre septiembre y marzo. A Papá Noel lo puedes encontrar todo el año, aunque es más lindo visitarlo en el mes navideño.

Ropa imprescindible

En invierno, debes tener varias capas de ropa de abrigo. La capa exterior debe ser para nieve. Si no cuentas con esta ropa, puedes ir a empresas que alquilan la ropa especial todo el año.

Es muy importante tener unos zapatos impermeables, así como también llevar calcetines térmicos. No te olvides de guantes para las manos, una gorra cálida y una buena bufanda.

En verano no es necesario vestir en capas. Al contrario, suele hacer bastante calor en Rovaniemi durante los meses de julio y agosto.

Beber agua del grifo

El agua en Finlandia es muy limpia y el agua del grifo es potable en todas partes.

Santa Claus Village

El ingreso es gratuito, así como la visita a Papá Noel. Para más información: www.santaclausvillage.info/es/

Para más información:

www.visitfinland.com

www.visitrovaniemi.fi

©Los viajes de Mary Blog 2016. All Rights Reserved.

By Mary Salas, 6 Enero, 2016 ¡Hola! Soy Mary, la que viaja, toma las fotos y escribe este blog. Aquí relato mis experiencias personales, doy muchos tips para viajar barato y uno de mis objetivos es contagiarte las ganas de viajar.
  • 8
Cazando la aurora boreal
8 Comments
  • Grace Narvaez
    7 Enero, 2016

    La verdad es que solo ver las fotos y parece que fuera un sueño, asi como lo dices. Que relato mas hermoso! Saludos desde Colombia.

    • Mary
      14 Enero, 2016

      Gracias Grace por animarte a dejar el primer comentario! un abrazo grande y espero que te puedas suscribir y acompañarme en mis viajes!

  • Giobanna Astete
    7 Enero, 2016

    Q viaje de ensueño y cual es el costo aprox,me encanto la historia

    • Mary
      14 Enero, 2016

      Gracias Giobanna!El costo la verdad que es muy relativo porque comi pasta todos los días q estuve ahí y ahorre en el hospedaje y mis pasajes los compré muy baratos con una escala de casi 12 horas, larga pero valió el ahorro!

  • Daniela
    9 Enero, 2016

    Hermoso relato!!..estuve en rovaniemi en marzo 2015, tambien llegé en tren y segui hacia el norte. Me recordaste mi estadia en ese hermoso pais!! Hasta prontooo!!.te leo…

  • Quim Maso
    4 Julio, 2017

    Buenos dias, por fin de año vamos con nuestras niñas a ver papa noel, me gustaria saber con que empresa hiciste la excurción en renos, si tienes su pagina web seria perfecto.
    Muy buen relato, gracias.

    • Mary Salas
      4 Julio, 2017

      Hola Quim, la excursión la hice en la misma ciudad de Papá Noel porque era la más cómoda. Es corta pero a buen precio. Hay excursiones más grandes en agencias que se encuentran en la ciudad. Feliz viaje!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

MARY SALAS
¡Hola! Soy Mary, la chica detrás de este blog que comenzó en el 2013. Soy arquitecta de interiores, fotógrafa y escritora. ¡Bienvenido a mis viajes!
Signature
SUSCRÍBETE AL BLOG

Si quieres acompañarme y viajar conmigo, suscríbete al blog y podrás recibir contenido exclusivo, los últimos posts e info útil. 

TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
Find us on instagram

@losviajesdemary

error:
error: Content is protected !!