Back to home
in Finlandia

Cazando la aurora boreal

  • 15 Enero, 2016
  • By Mary Salas
  • 3 Comments
Cazando la aurora boreal

Son escurridizas y en lo que va del año, en Rovaniemi solo hemos visto dos – nos decía Iida mientras se terminaba de poner el abrigo para salir. Le regalé una de mis mejores sonrisas y le agradecí por toda la información que nos había dado y lo buena que había sido con nosotros en su casa. Ella me devolvió el gesto de una manera dulce y cálida y se despidió mientras cerraba la puerta de su apartamento. Me quedé quieta por un momento. A. me interrumpió los pensamientos que iban y venían por mi cabeza.

– ¿En lo que va del año?, estamos diciembre, ¿y sólo se han visto dos?

-Lo interrumpí con un abrazo y no dejé que termine su desfile de preguntas, no podíamos perder la esperanza antes de empezar; yo había deseado con todo el corazón ver una aurora boreal! sabía que no iba a ser fácil; eran escurridizas, así nos había dicho Iida, debíamos salir a cazarlas.

Nos sentamos en el comedor con un mapa que ocupaba casi toda la mesa; las indicaciones para recoger el auto que habíamos alquilado hace más de un mes, ya las teníamos claras; mientras, empecé a abrir todas las aplicaciones que nos había recomendado para ver las predicciones de las auroras boreales. El plan era vivir de noche y dormir de día. Habíamos fijado la meta de llegar a la mitad de la Laponia finlandesa, lo que nos tomaría 3 horas llegar hasta Kakslauttanen, luego esperaríamos 2 horas en la zona y de ahí volveríamos. Nos convertiríamos en cazadores de auroras boreales. Eso era lo que haríamos todos los días, excepto el día que visitaríamos Santa Claus Village.

rov11

Dormimos toda la tarde y cerca de las 18 horas salimos a buscar el auto al aeropuerto; ¡vaya sorpresa que me di cuando me senté en el asiento del copiloto y mi asiento se empezó a calentar al poco rato!. Todos los autos de esta zona son diseñados especialmente para soportar el crudo invierno del país. Fuimos a un grifo, compramos chocolates Fazer que eran los mejores y más económicos según las recomendaciones que nos dieron y llenamos un termo con Glöggi, un ponche caliente típico de Finlandia que nos ayudaría a soportar el frío durante el viaje y siendo las 19 horas, salimos rumbo a Kakslauttanen.

11FIN

Empezamos el viaje, la caza de auroras había comenzado y fue mágico ver como la nieve iba cubriendo cada vez más los árboles conforme subíamos la Laponia. Ese cielo gris, triste y apagado en la ciudad se empezó a despejar y las estrellas empezaron a brillar como mil luciérnagas en el cielo. Mientas A. manejaba atento en la pista, yo miraba todo como si fuese una niña en un parque de diversiones por primera vez, con los mejores espectáculos gratuitos, ese lugar mágico llamado “MUNDO”. El sistema aleatorio de mi mp3 escogió una de mis canciones favoritas, tal y como lo hizo en mi viaje a Marruecos.

1FIN

De pronto ahí en lo alto y frente a nosotros como señalándonos el camino, una luz verde empezó a danzar en el cielo. Ver una aurora boreal en un video te deja hipnotizado, pero la emoción que te produce verla en vivo es una sensación indescriptible, un nudo en el pecho me dejó sin aliento, empecé a gritar de la emoción. Llegamos a una zona para estacionarnos. Estábamos en la mitad de la nada y disfrutamos en pantalla gigante de ese espectáculo tan sorprendente y tomamos algunas fotos aunque sin trípode fue muy difícil, ya que significó tener una exposición larga y a pulso.
2FIN

6FIN

7FIN

10FIN

El silencio nos abrazó en la mitad de ese bosque congelado y fue interrumpido por un sonido extraño, el mismo sonido que se produce cuando se le hecha agua a un cubo de hielo, como si algo se empezara a craquelar; entonces me di cuenta que mi ropa empezó a congelarse y los ojos podía cerrarlos cada vez con más dificultad, las lágrimas de mis ojos se empezaron a endurecer y mis pestañas se empezaron a cristalizar. A. giró y me dijo que estábamos en -30ºC y que no demore en entrar al auto.

9FIN-

Aproveché esos pocos segundos que resistí para abrir bien los ojos, apartarme de mi cámara y ver, ver todo, agradecer a la vida, al mundo, al cielo, a la tierra por ese espectáculo de la naturaleza, y me llevé ese recuerdo para siempre conmigo.

6FIN

Los siguientes días hicimos el mismo plan, pero esta vez llegando hasta el hotel Kakslauttanen. Para soportar el frío y por tan solo 2 euros nos tomábamos un chocolate caliente que nos ayudaba a no morir en el intento, mientras que estirábamos las piernas para volver nuevamente a la cacería.

13FIN

Todos los días vimos una pequeña aurora, una azul, una verde y hasta una roja que dicen que son las más difíciles de ver, y aunque eran pequeñas y duraban segundos, todas valieron el esfuerzo y fueron cada una más mágica que la otra.

4ROV

5ROV

La última noche que volvíamos a Rovaniemi, agotados de estos viajes nocturnos, la naturaleza nos regaló varios momentos únicos. Una luna roja grande, tan grande como nunca antes la había visto, dos zorros persiguiéndose a toda velocidad entre los campos y por último – aunque ahora que lo pienso tuvimos mucha suerte por seguir vivos después de eso – un grupo de diez renos corriendo en la mitad de la pista que nos hicieron patinar y girar el auto en 90º quedando frente a ellos cruzando sus miradas con las nuestras, y en mágica comunicación, nos dimos cuenta que ellos estaban a salvo y nosotros también. Ellos se fueron corriendo rápidamente, perdiéndose entre los árboles, mientras nosotros nos tomábamos de la mano y recuperábamos el aliento para volver a poner el auto en marcha.

3ROV

1ROV

Haciendo un recuento, en este mágico viaje pude ver dos zorros persiguiéndose, una manada de venados corriendo a mi lado, una luna roja, cuatro auroras boreales -quizás no tan grandes como las de los videos que uno ve por internet, pero lo suficiente como para quedar admirados por tan singular y hermoso espectáculo natural-, y también ví a Papa Noel! Queda confirmado una vez más, que si uno desea las cosas con el corazón, los deseos se cumplen.

Datos útiles para cazar auroras

¿Qué es una aurora boreal?

Es un fenómeno natural en forma de brillo que se presenta en el cielo nocturno, generalmente en zonas polares, aunque puede aparecer en otras zonas del mundo durante breves períodos. En el hemisferio sur es conocida como aurora austral, y en el hemisferio norte como aurora boreal

Los mejores meses para verlas:

En invierno es la mejor época para ver una aurora boreal, es decir de Septiembre hasta principios de Abril.

Algunos han podido ver auroras boreales en verano, pero teniendo en cuenta que se produce el fenómeno natural llamado el Sol de la medianoche es muy difícil verlas claramente en estas fechas por la cantidad de luz que hay diariamente.

Puntos básicos para tener en cuenta:

Si vas por tu cuenta, toma precauciones para alquilar el auto con tiempo porque así podrás conseguir mejores precios.

Salir a zonas despejadas, de preferencia bosques, alejarse lo más posible de zonas con contaminación lumínica, es decir de ciudades.

Revisa que no haya luna llena y el cielo esté despejado y sin nubes.

La mejor hora para buscarlas son entre las 11 y 2 de la madrugada.

Ten en consideración que estarás en temperaturas de -20 a -30ªC por lo que se debe tener precauciones con la ropa. Es recomendable llevar varias capas de ropa interiormente, como calentadores, pantalones polares, una chompa y luego encima ponerse ropa de nieve. Se debe contar con medias para nieve, gorro polar, orejeras y máscaras para taparse el rostro, así como guantes. Usa zapatos impermeables o especiales para la nieve.

Puedes recibir alertas para saber cuándo una aurora boreal está en el cielo a través de las páginas: Auroras now! o Aurora Alert.

Safaris nocturnos

También puedes salir con grupos especializados para cazar auroras boreales. Hay especialistas que ofrecen safaris nocturnos en motos de nieve o en excursiones con renos a los bosques de la Laponia Finlandesa. Para más info ingresa a www.laplandsafaris.com; ellos también ofrecen el alquiler de ropa para nieve.

By Mary Salas, 15 Enero, 2016 ¡Hola! Soy Mary, la que viaja, toma las fotos y escribe este blog. Aquí relato mis experiencias personales, doy muchos tips para viajar barato y uno de mis objetivos es contagiarte las ganas de viajar.
  • 3
3 Comments
  • Claudia Ramírez
    16 Enero, 2016

    Mary, qué belleza la de tus relatos. Estoy empezando a aventurarme y a darle rienda suelta a esa pasión de viajar para ver y vivir el mundo. Estoy en mis primeros pasos, tratando de crear una base fuera de mi país para que me permita explorar a pleno en los años venideros. Hacer lectura de tus escritos es altamente inspirador. Gracias por compartir. Si por casualidad te acercas a Buenos Aires en este año, me encantaría invitarte un café y escucharte.
    Que siga la aventura.
    Un abrazo!
    Claudia.

  • Grace Narvaez
    17 Enero, 2016

    Que super experiencia! Y que alivio que incidente de los renos solo halla quedado en el susto. Saludos desde Colombia.

  • Aurea
    19 Enero, 2016

    Que hermoso! Gracias por compartirlo, pareció que yo estaba allí.
    Espero un día poder verlas.
    Qué hermoso espectáculo de la naturaleza.
    Abrazos ?

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

MARY SALAS
¡Hola! Soy Mary, la chica detrás de este blog que comenzó en el 2013. Soy arquitecta de interiores, fotógrafa y escritora. ¡Bienvenido a mis viajes!
Signature
SUSCRÍBETE AL BLOG

Si quieres acompañarme y viajar conmigo, suscríbete al blog y podrás recibir contenido exclusivo, los últimos posts e info útil. 

TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
Find us on instagram

@losviajesdemary

error:
error: Content is protected !!