Back to home
in China

Shanghai quiso mostrarme quién era

  • 27 Marzo, 2016
  • By Mary Salas
  • 4 Comments
Shanghai quiso mostrarme quién era

Casi como si la ciudad de Shanghai se hubiera convertido en una persona, hubiese leído mi ultimo post en mi blog y quisiera reivindicarse conmigo, cómo si hubiese querido mostrarme que estaba equivocada y que sí, quería conocerme y que yo la conozca a ella. Casi como si hubiesen mandado un grupo de espías para demostrarme que no me podia ir de Shanghai sin antes tener uno de esos épicos días que todos dicen que se vive en esta ciudad.

Viernes por la noche. Acababa de lanzar el post en mi blog sobre mi primera no tan buena impresión de China. Una gran amiga de Lima me recordó que no me había comunicado con su hermano que vivía en Shanghai hace ya 5 años, David un famoso fotógrafo que trabaja en Asia. Le escribí pero no hubo respuesta.

Antes de echarme a dormir, revisé mi celular y vi un mensaje de David, me decía para ver si salíamos el sábado. Apagué mi celular y me fui a dormir, sin saber que todo lo que iba a vivir al día siguiente se estaba empezando a encajar como una perfecta pieza de engranaje.

Sábado por la mañana. Terminamos de desayunar y Cesar el amigo de A. se acercó a saludarnos, nos contó que poco o nada había conocido de Shanghai, ese día nosotros iríamos a hacer un poco de turismo, le dijimos que se una a nosotros y dubitativamente aceptó.

2-S

Foto por Mary Salas

De casualidad antes de salir recordé que no le había escrito a David, era descortés de mi parte, rápidamente le mandé un tímido mensaje y la respuesta no tardó en llegar. Minutos más tarde nos estaríamos encontrando con él cerca a su departamento.

Allí estaba David, o como lo nombraría Cesar horas más tarde, el salvador de Shanghai, nos saludamos y el tomó el control rápidamente. Nos indicó que nos mostraría a Shanghai de una manera distinta y más suya.

Empezamos una caminata amena en la que se formaban grupos de 2 e íbamos conversando todo el camino, tomándonos fotos y conociéndonos mejor. Vimos lugares turísticos, recorrimos callecitas desconocidas, mientras David nos iba contando curiosidades de los chinos, esos que ahora ya eran parte de su vida.

1-S

7-s

Fotos por Mary Salas

La primera parada fue en un pequeño bar café decorado de una manera muy mona, repleto de expatriados y todos disfrutando del día soleado que teníamos en ese momento. Ya descansados, seguimos con el paseo; debo reconocer que en tan sólo media hora de conversar con David, mi forma de ver a Shanghai estaba cambiando.

5-s

Foto por Mary Salas

La segunda parada fue a pedido mío, tenía hambre y quería comer algún “piqueo”, David no dudo en llevarnos a Yongkang Rd. una sorprendente calle que se habría paso en un típico barrio chino de pequeñas casas de dos pisos y que en esta cuadra se aglomeraban pequeños bares con carácter. Cada uno mejor decorado que el otro.

4-s

Foto por Mary Salas

David nos contó que esto era parte de estar en “familia”, estos extranjeros que ahora viven en esta ciudad china no tienen familia de sangre, por lo que sus amigos se vuelven su propia familia y en vez de ir a pasar el día a un parque, ellos lo pasaban en estos bares donde comparten entre risas toda su semana.

8-s

Foto por Mary Salas

Luego de una hora, íbamos camino a Yuyuan, quería comprarme un gatito chino de la suerte como souvenir, pero cuando estábamos en el taxi camino a este barrio, David giró sobre su asiento y nos dijo señalando la pantalla de su celular: “el gatito chino o esta vista, ustedes decidan”…le preguntamos a qué se refería pero no nos explicó más, solo pidió una rápida respuesta. Debo admitir que no estuve muy contenta de ceder a no comprar mi gato y pasear una vez más por este encantador barrio que había visitado días antes, pero la mayoría ganaba.

Le dio las indicaciones en chino al señor del taxi y en menos de dos cuadras paramos. Nos bajamos sin entender dónde estábamos, David me mostró su celular y me dijo: “te parece que este edificio es este?” Y me señaló uno que tenía enfrente, revisé una y otra vez los detalles arquitectónicos y asentí, entonces empezó a dirigirnos por una puerta trasera, mientras seguía al pie de la letra, señales (fotos) que le habían dado un grupo de amigos que lo estaban esperando. Pasamos por una pequeña puerta vieja hacia un corredor desolado, subimos en un ascensor hasta el piso 38 y luego varias escaleras de pared hasta llegar al techo del edificio.

12

Foto por Mary Salas

Una vez arriba, nos encontramos con los amigos de David, mucho de ellos trabajaban en el mundo de la moda y todos eran de distintas nacionalidades. Todos estaban reunidos por el cumpleaños de Natali la compañera de trabajo de David. Al girar la vista era impresionante, teníamos a Shanghai a nuestros pies, este día sería INOLVIDABLE.

11-s

9-s

16-s

15-s

Fotos por Mary Salas

Horas más tarde fuimos a comer comida japonesa en un pequeño y acogedor restaurante donde se declaraban fans de los “Beatles”; la música, algunos detalles en su decoración y hasta su nombre, así lo indicaba. La comida fue espectacular!

19-s

Foto por Mary Salas

Cesar, A. y yo lo estábamos pasando muy bien, pero esto aún no acababa. Horas más tarde estábamos en la puerta de un sofisticado club al que nos hizo entrar David gratis y donde mi simple ropa de viajera y mis zapatillas blancas me pondrían en evidencia de que no pertenecía a la gente que concurría al local. Un dj se lucía con sus mezclas y detrás de él, varios barriles de cerveza mostraban el proceso de la fabricación de la cerveza artesanal que se servía en el local y una decoración impresionante me dejaba anonadada como arquitecta.

13-s

Foto por Mary Salas

Tragos iban y venían en este bar en donde festejábamos el cumpleaños de otra amiga de David. Hace mucho que no tomaba tragos ni salía de fiesta pero aún así traté de disimular mi poca experiencia y me dejé llevar, conversando con varios locales.

17-s

Foto por Mary Salas

En ese club estuvimos cerca de dos horas, hasta que fuimos rumbo a otro club. César no paró de repetir que era uno de los mejores días de su vida, mientras que A. alegre conversaba con David sin parar y yo, absorta en mis pensamientos, mirando asombrada a mi alrededor y un poco preocupada de que el avión que tomaríamos al día siguiente nos deje, no pude evitar pensar que Shanghai quiso mostrarme quién era y no dejarme ir sin conocerla, y puedo decir que es totalmente loca y divertida!

18-s

Foto por David Jumpa

©Los viajes de Mary Blog 2016. All Rights Reserved.

By Mary Salas, 27 Marzo, 2016 <p>¡Hola! Soy Mary, la que viaja, toma las fotos y escribe este blog. Aquí relato mis experiencias personales, doy muchos tips para viajar barato y uno de mis objetivos es contagiarte las ganas de viajar.</p>
  • 4
4 Comments
  • Grace Narvaez
    29 Marzo, 2016

    Super el post ! Y las fotos son de infarto, lo digo en sentido literal para mi que le tengo panico a las alturas. Un abrazo!

  • Rosa Iglesias
    22 Enero, 2017

    Hola, tengo la misma pasión que tu, me encanta viajar, te descubrí hoy en instagram y te sigo
    Me pregunto como puedes vivir de esto ????????????

    • Mary Salas
      24 Enero, 2017

      Hola Rosa, gracias por acompañarme por instagram. Bueno, en realidad, no vivo de un blog, sería imposible. Vivo de trabajar en mi profesión como arquitecta y fotógrafa y en otros proyectos que manejo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

MARY SALAS
¡Hola! Soy Mary, la chica detrás de este blog que comenzó en el 2013. Soy arquitecta de interiores, fotógrafa y escritora. ¡Bienvenido a mis viajes!
Signature
TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
Find us on instagram

@losviajesdemary

error:
error: Content is protected !!