Back to home
in Suiza

Neuchâtel, Lausanne y el día que salió el sol en Suiza

  • 9 Agosto, 2017
  • By Mary Salas
  • 0 Comments
Neuchâtel, Lausanne y el día que salió el sol en Suiza

Las mañanas con Bea empezaban con un café, continuaban con largas conversaciones y terminaban cuando subíamos a su auto rumbo a un nuevo destino en el país en el que desde hace dos años había decidido vivir ahí.

Una cosa es visitar un país nuevo como turista, sola, a tu ritmo y guiándote de información que encuentras por internet y libros; otra cosa es conocer un país con alguien local o que vive ya un tiempo ahí.

Suiza, no solo es un país lindo, ordenado, preocupado por el medioambiente y limpio; sino que pude también conocer esa parte de la que poco o nada se habla.

Por ejemplo, el mecanismo de botar la basura es todo un procedimiento largo y a veces tedioso. Se preocupan mucho por el reciclaje pero si te llegaras a equivocar, te pueden llegar multas exorbitantes; también a partir de las 22h está prohibido jalar la cadena del wáter o bañarte porque puedes molestar a tus vecinos por el sonido del desagüe.

Este tipo de controles y otros más, pueden llegar a saturar a sus habitantes quien muchas veces pueden caer en fuertes depresiones.

Pero por lo pronto les seguiré contando de mi paseo por este país que parece una postal.

Neuchâtel

El cuarto día dejamos la zona alemana y llegamos a Neuchâtel, la zona francesa. La rigidez en esta zona se desaceleró, las calles si bien estaban limpias, no estaban impecables; la gente hacía un poco más de bulla y la alegría flotaba en el ambiente. El idioma francés ocupaba afiches, señaléticas y un “bonjour” te recibía en cada local comercial.

Neuchâtel, está ubicada en la orilla del lago del mismo nombre. Posee un gran pasado arquitectónico y cultural, basado en el centro histórico medieval, donde se encuentran los dos símbolos de la ciudad: el castillo y su iglesia.

Bea dejó su auto cerca al borde del lago. La inmensidad de éste hacía por momentos que me confunda y piense que era el mar el que estaba frente a mis ojos y no un lago.

Continuamos caminando hasta llegar a lo alto de la ciudad para contemplarla en todo su esplendor, no sin antes pasar por su casco histórico y encontrarnos con una ciudad llena de detalles, librerías al aire libre y casitas que parecían de galleta.

Salió el sol

Al día siguiente, el tan esperado sol decidió salir, a puertas de mi regreso. La suerte estaba con nosotros! Era sábado y Vali, el esposo de mi amiga estaba en casa en su día libre, el vestido de Bea había llegado justo para la sesión y Matias junto a Chica, la perrita de la familia, estaban listos para la sesión de fotos.

Ese sábado toda la casa fue un loquerío, parecía que íbamos a tener un evento o una fiesta importante. Todos estaban guapos y perfectamente vestidos. Yo en cambio, estaba con ropa cómoda para tirarme en el pasto, saltar si fuese necesario y con el pelo amarrado en un simple cola para facilitarme el trabajo de fotógrafa.

Las fotos salieron simplemente hermosas, y no porque las tomé yo, sino porque todo calzó a la perfección: el paisaje, el sol, las sonrisas, la disponibilidad de los 3 y de Chica. Fue un día muy especial y la conexión se sintió desde el inicio. Las fotos fueron un éxito y aquí les comparto una pizca de ese día tan especial que disfruté al máximo.

Lausanne y Montreaux

El día domingo, después de la exitosa sesión y a modo de relajarnos nos fuimos por el día a dos rincones hermosos: Lausanne y Montreaux.

Caminamos a orillas del Lago Lemán, desde donde pudimos ver la orilla opuesta que pertenece a Francia y los Alpes Saboyanos.

Visitamos el Museo Olímpico ya que aquí se encuentra el Comité Olímpico, el centro de información más grande del mundo sobre los Juegos Olímpicos.

Almorzamos a los pies del Lago en un picnic muy divertido, con Chica y Matias refrescándose en el lago.

Terminamos el día visitando el encantador pueblecito suizo llamado Montreaux. Visitamos el Castillo de Chillon, paseamos por la Grand Rue y llegamos hasta el Grand Hotel Suisse que sirvió de inspiración para la película el Gran Hotel Budapest.

Pasear por las callecitas de este pueblo me hizo entender por qué es uno de los rincones favoritos para grandes artistas que vienen a buscar tranquilidad. De hecho Freddie Mercury vivió allí sus últimos años buscando paz y sosiego.

Al día siguiente mi semana en Suiza llegaría a su fin, no sin antes agradecer infinitamente a mi querida amiga Bea y a toda su encantadora familia que me hicieron sentir como en casa.

Prometo volver pronto para conocer a esa nueva personita que está por llegar a este mundo.

Guía del Viajero
¿Qué ver en Neuchâtel?

Casco antiguo– castillo y catedral del siglo XII, Hôtel du Peyrou del siglo XVIII y la Place des Halles.

Chaumont– esta montaña ofrece con sus 1100 metros una vista panorámica espectacular a los Alpes berneses, el macizo del Mont Blanc y los tres lagos del Jura.

Navegar en el Lago de Neuchâtel– el más grande en territorio suizo.

¿Qué ver en Lausanne y Montreaux?

Casco antiguo de Lausanne– calles hermosas, cerradas a los coches, alrededor de la impresionante catedral.

Museo Olímpico – la historia de los Juegos Olímpicos desde los primeros Juegos Olímpicos hasta el día de hoy.

Navegar en el Lago Lemán– vapores de ruedas y barcos salón de motor presentan desde el agua las atracciones de la región del Lago Lemán. 

El Castillo de Chillon – fue una importante edificación defensiva. Está catalogado como monumento histórico de Suiza.

La estatua de Freddie Mercury que se erigió el 25 de noviembre de 1996 en su honor, tiene tres metros de alto, y la escultora de origen checo Irena Sedlecka estuvo a cargo de su realización.

Más información en la página oficial de la Oficina de Turismo de Suiza.

Acompáñame en todos mis viajes a través de Facebooktwitter e Instagram @Losviajesdemary

©Los viajes de Mary Blog 2017. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción.

By Mary Salas, 9 Agosto, 2017 <p>¡Hola! Soy Mary, la que viaja, toma las fotos y escribe este blog. Aquí relato mis experiencias personales, doy muchos tips para viajar barato y uno de mis objetivos es contagiarte las ganas de viajar.</p>
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

MARY SALAS
¡Hola! Soy Mary, la chica detrás de este blog que comenzó en el 2013. Soy arquitecta de interiores, fotógrafa y escritora. ¡Bienvenido a mis viajes!
Signature
SUSCRÍBETE AL BLOG

Si quieres acompañarme y viajar conmigo, suscríbete al blog y podrás recibir contenido exclusivo, los últimos posts e info útil. 

TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
Find us on instagram

@losviajesdemary

error:
error: Content is protected !!