Back to home
in Francia

Chantilly y las resoluciones de año nuevo

  • 4 Febrero, 2018
  • By Mary Salas
  • 1 Comments
Chantilly y las resoluciones de año nuevo

Sentada en el avión de vuelta Lima – París, saqué mi pequeña libreta roja, una preciosidad que compré en una librería en París. Cuando la encontré sentí que esa agenda me había escogido a mí antes de que yo la vea a ella.

Con suavidad la abrí por primera vez el primero de enero del 2018 y saqué mi lapicero del bolso. Primero llené mis datos personales, y luego giré la página para encontrarme con una hoja llena de finas líneas que me invitaban a hacer una lista. Así me animé a escribir mi primer “wish list” del 2018.

LISTA DE DESEOS

Empecé a enumerar todas las cosas que me gustaría cumplir en este nuevo año. Desde resoluciones fáciles (o al menos eso creía) hasta unas más complicadas (que espero cumplir).

Dentro de esta lista me puse como metas: volver hacer yoga y ejercicios 5 veces a la semana. Meditar todos los días. Escribir un post en mi blog cada domingo. Tomar una foto diaria para mi nuevo instagram. Viajar al menos una vez al mes.

De esa lista de 32 resoluciones vengo intentando cumplir al menos más del 70%, y de momento lo estoy logrando.

Así fue como el día 31 de enero, antes de que el mes se acabe, decidí irme de viaje. Mi hermana tenía el día libre y yo me había organizado para no tener ninguna reunión con clientes. A las 10:00am nos encontramos en Gare du Nord de París (Estación del Norte) junto a las líneas de tren. Nos acercamos a las máquinas de billetes y tecleé C-H-A-N-T-I-L-L-Y.

CHANTILLY

Después de un viaje de 30 minutos en tren por 8 euros llegué a Chantilly, un pequeño pueblo francés de 11.000 habitantes. Conocido por tener uno de los castillos más bellos de Francia, ubicado en medio de 7.800 hectáreas de bosques y por el que el mismísimo Luis XIV moría de envidia porque no soportaba tanta belleza.

Esta ciudad cuenta con una importante muestra de pinturas de antes de 1850, por lo que se le considera el segundo museo de Francia detrás del famoso Museo de Louvre.

Y para ponerle la cereza a este pequeño diamante escondido a tan solo 50 kilómetros de París, aquí se creó la famosa crema chantilly.

El día pasó rápido entre caminatas, risas, visitas, y un café con un poco de esa exquisita crema chantilly en el pintoresco Café Le Sylvia.

DE VUELTA A PARÍS

A las 6 de la tarde, Andrea y yo estábamos en el tren de vuelta rumbo a París. Mientras el paisaje lleno de lluvia pasaba a toda velocidad frente a mis ojos, no podía dejar de pensar que me da pena la centralización.

Toda la gente que llega a Francia siempre va a París y alguno que otro se escapa por otras ciudades pero la mayoría pisa París y luego parte a otro país dejando atrás estos rincones preciosos de Francia.

Si tan solo le dieran la oportunidad a otras ciudades y si esas otras ciudades abrieran más sus puertas, otra sería la historia. No deberían existir pueblos que mueran y deberían haber turistas que quieran descubrir más allá de lo típico.

Pero mejor esa historia y este pensamiento lo dejo para otra historia. De momento, voy cumpliendo la lista de deseos que me propuse. Y tú, ¿qué resoluciones te has propuesto para este nuevo año? cuéntame abajo en los comentarios.

GUÍA DEL VIAJERO
¿Cómo llegar a Chantilly desde París? 

Tren: Desde Gare du Nord SNCF tomar el tren con destino Chantilly-Gouvieux (25 minutos).O tomando el RER línea D con dirección a Chantilly-Gouvieux (45 minutos).

Auto: por la A1 dirección a Lille/Aéroport Charles de Gaulle/Saint-Denis y tomando la salida 7 hacia Chantilly/Survilliers/Fosses/Ermenonville.

Precios de entradas y qué ver en Chantilly

Parque + Palacio y Museo Condé + Grandes Caballerizas y Museo Vivo del Caballo: 17€ adultos; 10€ niños.
Parque: 8€ adultos; 5€ niños.
Grandes caballerizas y Museo Vivo del Caballo: 11€ adultos; 5,50€ niños.
Dominio + espectáculo caballos: 30€ adultos; 24€ niños.

Más info aquí: http://www.domainedechantilly.com/fr/

¿Dónde comer la crema chantilly?

En en el corazón del parque del castillo, en pleno corazón del jardín chino se encuentra Hameau, compuesto de 5 casas de aspecto rústico. En una de las casitas entramadas se encuentra una cafetería donde puedes degustar la crema Chantilly de diferentes formas.

También puedes ir a Le Sylvia ubicado en 14 Avenue du Maréchal Joffre, 60500 Chantilly donde puedes pedir crêpes con chantilly o un café con esta deliciosa crema.

Te espero en mis redes sociales: FacebookTwitter, e Instagram: @losviajesdemary

©Los viajes de Mary Blog 2018. Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción

By Mary Salas, 4 Febrero, 2018 ¡Hola! Soy Mary, la que viaja, toma las fotos y escribe este blog. Aquí relato mis experiencias personales, doy muchos tips para viajar barato y uno de mis objetivos es contagiarte las ganas de viajar.
  • 1
1 Comment
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

MARY SALAS
¡Hola! Soy Mary, la chica detrás de este blog que comenzó en el 2013. Soy arquitecta de interiores, fotógrafa y escritora. ¡Bienvenido a mis viajes!
Signature
SUSCRÍBETE AL BLOG

Si quieres acompañarme y viajar conmigo, suscríbete al blog y podrás recibir contenido exclusivo, los últimos posts e info útil. 

TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
TOURS BOUTIQUE EN PARÍS
Find us on instagram

@losviajesdemary

error:
error: Content is protected !!